ETHERNAL – «Unión» – 2021

ETHERNAL

ETHERNAL – «Unión» – 2021

La historia de ETHERNAL es bastante reciente, dados los acontecimientos pandémicos que hemos tenido que vivir, hay prácticamente dos años que apenas deberían sumar, sin embargo, ETHERNAL es una de tantas bandas que ha estado currando y, diría, que hasta le han dado bien la vuelta al proyecto en ese tiempo.

Todo empieza cuando Josean Torrado «Torry» y María, recién llegados a Logroño, deciden montar un nuevo proyecto. Rápidamente contactan por medio de conocidos con un guitarrista que, además, es productor en Trackstereo, uno de los grandes estudios que hay en La Rioja, se trata de Jorge Melero, que conoce a Gabriel Patrascan al que no dudan en ofrecerle el puesto tras la batería. Y así surge la primera escisión de lo que acabaría siendo ETHERNAL, los cuatro forman VEGVISIR.

Sin embargo, ahí no quedó la cosa, por causas relativas a la evolución de las canciones, todo ello provocado a su vez por la pandemia, acabaron por reclutar un bajista, Carlos González, y en una nueva reunión, ya con los cinco miembros oficiales de la banda acordaron que el nombre sería ETHERNAL. El llegar a ese punto supuso que por la banda pasaran otros músicos que, por distintas razones, finalmente no continuaron, quedando así: MARÍA (voz y teclista), JORGE (guitarra), TORRI (guitarra), CARLOS (bajo) y GABRIEL (batería). Con esta formación sale el primer disco “Unión”, del cual damos buena cuenta…

Primera escucha

¿Qué me voy a encontrar en un disco cuyo diseño está hecho a base de fuego, tempestades, espíritus y algún maligno más? seguro que algo apabullante, y seguro que no me va a disgustar nada, al contrario, y lo sé en cuanto suenan las notas del primer envoltorio del disco. Sí, esa intro es una buena envoltura para lo que después ya sigo escuchando. Todas las canciones me dejan expectante y, aunque algunas enseguida les pillo el hilo (o eso creo), hay otras que les doy más oportunidades de encontrar una lógica aplastante, pero como sucede muchas veces, en cada escucha los matices se van sumando y concluyo en que esas historias me las llevaré a mi terreno, que para eso son las canciones. Todos los temas tienen una larga entrada musical, pero es curioso que no hay dos iguales, quizás los más parecidos son las dos entradas de piano, sin embargo aún así, el desarrollo no tiene nada que ver. Noto mucha contundencia en la pegada de baqueta y unos riffs de guitarra extensos sin machacar, la línea del bajo está también muy marcada y los efectos extra, como el viento, etc, muy bien situados… lo que toca ahora es profundizar en cada uno de los temas, veamos qué nos dictan los sentidos…

Canciones

1-Intro – La puerta de entrada al disco es esta intro, todo un mundo de fantasía acorde totalmente con la estética, tanto de la banda como del trabajo en sí.

2-Atrapada – El inicio que marca la batería da paso a todo un espectro que te va envolviendo para adentrarnos en una historia que yo me he llevado al terreno de los hombres-lobo (mujer-lobo, en este caso). Un tema genial, sostenido totalmente en la trepidante batería de Gabriel.

3-Caído del cielo – Caído del cielo para terminar con toda la maldad… flipante el derroche vocal de María en este tema, ¿acabará con toda la maldad? no sé, pero lo que sí consiguen la banda al completo es que pongamos todos los sentidos y queramos más.

4-La noche más oscura – El inicio es engañoso en cuanto a que parece un medio tiempo, pero tranquilos que la cosa va a más. Insisto en los registros vocales de María, aquí demuestra una calidad de sobresaliente pasado. Una historia de vampiros envuelta en esa oscuridad que regalan las noches y arropada por un manto de bajo y guitarras con una batería marcando el camino. Tema que gana intensidad y acaba con mucha fuerza.

5-Deja pasar – Un tema de algo más de siete minutos que tiene dos partes bien diferenciadas, separadas por un riff de guitarras que da paso a una segunda parte, prácticamente musical, donde los desarrollos son largos y termina con ese estribillo donde parece que el futuro ya ha pasado, un concepto raro pero muy claro relativo al tiempo, el futuro se convierte en pasado en un instante.

6-Mírame -Una bonita entrada con esa batería que se acopla y se queda durante toda la pieza luego muy marcada, también con buenos fraseos de piano y una melodía que lo envuelve todo… ese riff largo y seductor a la mitad de la canción… un temazo que, sin duda, suma enteros otra vez con la aportación de los registros vocales de María. De esta canción hay versión en inglés, que, por cierto habla de esa voz interior que cuida de cada uno de nosotros…

7-Eleven – Otra joyita de esas que esconden riffs geniales y pegadas de baqueta con fuerza, espectros sonoros todos ellos que, uniéndolos a la letra, invitan a llevarse a terreno propio una historia que yo, personalmente, la he disfrazado de ruptura, pero de esas en las que hay alguien que se pira rompiendo algo para acabar perdiendo más de lo que cree, y dejando dolor. Lo que sí es un misterio total es el propio título de la canción.

8-Diamantes de Sangre – Colaboración de Ángel San Juan, de Tierra Santa, ¡qué buena colaboración! ¡qué par de voces! Veo en la canción una denuncia contra la explotación infantil.

9-Lucha de un titán – La lucha de un titán es una canción larga, con esa energía que va in crescendo, con alguna parte donde el ritmo se acelera, se hace visceral con la entrada de ese riff que parece parar el tiempo… el viento sopla, la tormenta parece que se aleja, mientras en la letanía unas notas van trayendo la explosión final ilumina el teclado para acabar pereciendo… se me antoja una canción de esa lucha por mantener algo que costó mucho crear.

10-Treinta puñales – Un tema con una primera mitad a medio tiempo que se rompe con un grito desgarrador arropado por un buen riff de guitarra, donde acabamos por descubrir el dolor que produce la pérdida de un ser querido. Una absoluta obra de arte.

11-Perdición – Con un ritmo más trepidante, perdición está muy bien arropado por un potente bajo y guitarras. Ningún perdido se pierde, pero… dentro del mundo de los perdidos, otra de esas canciones que puede llevar a sentirnos marionetas y, por consiguiente, perdedores.

12-Unión – Teclado y riff abren paso al último tema del disco, «Unión»… de alguna manera, esta canción refleja esa unión entre cuerpo y alma para llegar a la felicidad. Podemos transpolar la idea a la banda, el alma de la banda fundida con los componentes, hay fuego, hay sintonía, hay unión.

Conclusión

Imposible no tener en cuenta este trabajo, y va siendo ya un problema, porque hay mucha música y muy buena que merece seguir siendo escuchada, lo que no me voy a perder van a ser los conciertos que hagan por Pamplona, eso sí que está claro. Tenemos un gran disco en el que han trabajado mucho, se nota por toda la producción que tiene. Además el tiempo extra que han tenido, gracias a la pandemia, han sabido aprovecharlo y sé que la banda está muy bien consolidada. Este trabajo tenía que haber salido en 2020, pero lo hizo un año más tarde, por lo que también sé de primera mano que hay más canciones, así que eso me da que pensar que en cuanto hayan rodado un poco más este primer trabajo, el segundo puede caer enseguida. ETHERNAL son, y no me cabe la menor duda, una banda que debería tener un amplio recorrido, una de esas formaciones que tienen que pisar muchos escenarios y recorrer cientos de kilómetros, porque aunque este sea el primer disco del proyecto, todos arrastran ya una gran experiencia en el rock and roll… gracias, es un gran comienzo…

¡SALUD!

KIKO CASADO

RAÚL VITAL – «Desvelos y Contraindicaciones» – 2021

RAÚL VITAL

RAÚL VITAL – «Desvelos y Contraindicaciones» – 2021

Podríamos decir que Raúl («Rulo» para los amigxs, que tiene a puñaos) es un tipo que siente la música, que sus canciones son parte de sus entrañas. Cuando lo conocí fue encima de un escenario, precisamente haciendo una colaboración con otro tipo que, yo diría, tiene muchas similitudes musicalmente. Me gustó.

No sé si él ya tenía claro o si sabía que llegaría un día en que un disco suyo, completamente de él, estaría rulando por ahí. Y, al parecer, ha llegado ese día.

Sé de buena tinta lo que le ha costado sacarlo adelante. En «Desvelos y Contraindicaciones» ha buscado un poco también el calor de amigos del rock, y no le ha costado nada que le dijeran que sí, porque saben de su generosidad y de la necesidad vital que todo músico tiene de mostrar su obra y de mostrarla al máximo nivel que se pueda.

Aquí tenemos el primer trabajo de un querido amigo que, sin haberle dado al play todavía, ya sé que me va a gustar… no poco, lo sé… pero, veamos qué sorpresas nos ha preparado… ¡abriendo el disco!

Primera escucha

Aunque la primera escucha del disco no es realmente la primera escucha de las canciones, porque ya en directo las habíamos podido disfrutar, siempre sobrevuela esa incógnita de si encontraremos cosas nuevas. Y así es, las canciones cuando se «escuchan», nunca son iguales del todo, porque en cada escucha nos vamos encontrando y descubriendo matices nuevos, sí, aunque ya estaban ahí, es imprescindible hacer varias escuchar para detectar lo máximo posible. Y este disco ha sido eso, descubrir que aquellas canciones que en directo sonaban ya de lujo, en el disco las han sabido rodear, adornar, arropar y cubrir con mantos geniales y detalles que engrandecen mucho más cada pieza. ¿Hablamos ya de las canciones?

Canciones

1-Carnaval – Abriendo el disco todo un ejemplo de sentimiento hecho canción, de vida hecha canción, de orgullo, de sonrisa y de agradecimiento en una canción… musicalmente tiene una estructura de esas que te dejan enganchado desde el inicio. Una primera parte de un casi medio tiempo que muere en un riff abriendo paso a un rock and roll donde los sonidos cabalgan sobre líneas de bajo y batería de gusto exquisito…

2-Náufrago – Tema envolvente por dos cosas, esa melodía popera con densas guitarras, y el color que generan las dos voces que se reparten una letra que me habla de lo asfixiados que podemos estar gracias a un sistema del que no podemos huir, somos náufragos en esta vida, en esta sociedad a merced de esas olas y tormentas que provocan los dueños del mundo. El Piñas (Malaputa-Marea), colaboración de lujo…

3-Sin sonrisa – La sonrisa es un gesto del ser humano que delata, normalmente, alegría, júbilo… pero hay sucesos que hacen que una sonrisa se borre. Sin sonrisa es eso, una sonrisa borrada. Canción escrita en memoria de David Beriain, periodista de investigación y corresponsal de guerra que murió abatido por terroristas junto a otras dos personas más, mientras grababan un documental sobre la caza furtiva en Burkina Faso. Kutxi Romero colabora dejando ese sentimiento tan real que ofrece al cantar, también lo hacen David Jurío tocando el órgano hammond y Jesús Mª Mendía con su saxofón.

4-Voltereta y lamento – Comienza con un breve riff que va abriéndose a una melodía con mucho ritmo enredándonos sin darnos cuenta en una historia de un perdedor por vocación, por convicción, por decisión propia. Estribillo muy pegadizo con buenos fraseos de guitarra.

5-Nudos en la garganta – Buen comienzo, guitarra, batería, riff… y voz. Manteniendo una línea musical por momentos in crescendo, se va desgranando una historia de esas que dejan huella, historia directa, sentimientos compartidos, noches interminables de engañosa felicidad… otra gran composición, esta vez con una voz femenina perfecta, Celia Ochoa.

6-Colgando los pies – Medio tiempo con una línea musical iniciada a golpe de piano, le van siguiendo detalles que van aportando el resto de instrumentos mientras se incorporan y mantienen esa línea donde «la media luz» es el telón perfecto para escuchar un tema lleno de enseñanzas de vida, de aprendizajes olvidados, de miradas a corta distancia que lo dicen todo. El final de la canción evoca ese continuar que es la vida, «no importa porque estáis aquí» es lo único importante. Dos notas más de piano, una voz solitaria que se aleja y ese sentimiento es todo lo que se necesita para dejar constancia de lo bonita que puede ser la vida cuando alguien, como son los hijos, nos miran con la admiración única de ojos verdaderos… De nuevo David Jurío y Jesús Mª Mendía aportando toques mágicos a la pieza.

7-Puñaladas – Otra tranquilica, rozando mucho un blues por la temática de su letra, pero considero que es «la lenta» a pesar de un final con más acción y un estribillo que cobra más vida. En definitiva, buenos cambios de ritmo, aunque insisto que se mantiene en esa línea de lo tranquilo.

8-Montañas – El título de la canción ya evoca algo grande. Una vez dentro del tema, descubrimos un alma inmensa llena de irregularidades, o, más bien, desavenencias con lo que se podría llamar lo políticamente correcto, un personaje contradictorio que vive su propia realidad, arrastrando montañas. Buenos adornos con pasajes de guitarra y los coros de Celia muy acertados.

9-Chándal de táctel – Genial esa vuelta a la niñez, a esos parques, los primeros cigarrillos, descubrir cosas nuevas, ilusiones sin preocupaciones… comerse el mundo mientras vas aprendiendo. Fran Jurío ofrece también una colaboración de lujo.

10-Loca lucidez – Cierra el disco un tema que, para mí, el propio autor se hace un retrato de ese yo interior que lleva consigo. Una manera de decir todo lo que le arrastra a que esa lucidez que pueda estar demostrando, sea por causas muy cercanas a todo lo que hay a su alrededor.

Conclusión

El apoyo que hay en la música es bastante nulo, y tenemos mucha gente haciendo muy buenas canciones y excelentes discos. Este es un ejemplo clarísimo de lo que estoy diciendo. Diez canciones de la cuales, teniendo un mínimo de sensibilidad, es muy fácil quedarse prendado. El modo de componer de Raúl es diverso, nos encontramos mensajes muy directos, metáforas, oscuras realidades que narran esos momentos de rayos de sol y una manera de contar las cosas que realmente enganchan. A Raúl Vital ya lo conocíamos y le hemos oído cantar, incluso, alguna de estas canciones en sus conciertos, y se sabía que el disco que sacara iba a ser de sobresaliente, como así ha sido. En esa premonición era muy fácil de acertar, la verdad, y ¡qué leches! alguien tenía que decirlo, Raúl, ya era hora y, por favor, sigue con tus canciones, con tus historias, y a ver si en un par de añicos podemos colocar en la estantería (eso sí, a mano) el segundo disco, tu segunda obra…

¡SALUD!

KIKO CASADO