BASTARDIX – “Herederos De Nadie” – 2019

BASTARDIX en PLANETA RUIDO

BASTARDIX – “Herederos De Nadie” – 2019

BASTARDIX son un grupo de folk navarro donde la mezcolanza de sus composiciones es el fruto de la unión de, nada menos, que nueve componentes. Rubo (guitarra y coros), Asier (batería), Joanes Arrizabalaga (violín), David Erro (flauta travesera, whistle y coros), Gorka Lascort (bajo), Esti Iribarren (acordeón), As Zait (guitarra y coros), Aron Arguiñano (banjo) y Ander Nagore (voz). La diversidad de instrumentación hace que los ambientes recreados sean de gran variedad también, aunque ese folk del que ya hemos comentado que es una parte importante en su raíz, nos lleva más por lo irlandés. Es lo que tiene dejarse llevar por los sonidos de ciertos instrumentos propios de estos estilos. En sus letras la banda combina castellano, inglés y euskera, entonando bellas historias y aventuras que convergen en una pincelada de crítica social cuando no lo es toda una canción entera.

 

Primera escucha

Hay que reconocer que el tema que abre el disco, siendo el single, ya me había puesto sobre aviso. Mis expectativas no eran pocas al tratarse de una canción, “Herederos”, que me cautivó desde la primera vez que la escuché. Así que estaba deseando tener el disco entre manos. ¿Qué me ha parecido en ésta primera escucha? un bombazo, una amalgama de sabores, de colores y de mezclas a un alto nivel. De las trece canciones de que consta el disco no me ha parecido ninguna floja. Desde luego que la base es el folk irlandés, pero encontramos rock, country, metal, un poquito de pop y un sin fin de matices necesarios para dotar cada uno de los rincones que hay en sus canciones. El trabajo se ve que ha sido brutal y, sin conocer a sus componentes, no me equivoco si digo que son músicos profesionales. Las letras, curradas y encuadrando a la perfección con los sonidos que las van envolviendo. Quisiera poder decir, en esta primera escucha, que una canción me ha flipado mucho, pero es muy difícil. Me quedo con el disco entero y será, claramente, uno de los que suenen en mi equipo.

 

Canciones

1-Herederos (CLIP)  – Sin duda una gran decisión ponerla en primer lugar. Tiene todo lo que en el disco nos encontraremos, mucho folk, momentos épicos, himno, denuncia social, rock y engancha. Su letra nos retrotrae a unos tiempos que, desgraciadamente, algunos todavía no han olvidado.

2-Pentsatu – Una canción llamada a ser himno por su melodía y sus ritmos muy bien llevados. Letra irónica donde las haya.

3-Esta noche – Unas notas country para empezar lo que promete una buena juerga y, conforme va pasando la canción la realidad nubla la diversión. Al final, risas, un gran tema donde se dicen verdades bien arropadas con excelentes melodía y música.

4-Marionetas – Cinco minutos y medio donde el mundo se vuelve gris por momentos y verde esperanza en otros. Diferentes ritmos te llevan de la mano por las distintas gamas de estos dos colores, donde la letra denuncia lo marionetas que somos y esa lucha que hay por intentar no serlo.

5-Beldurrarekin (CLIP) – Con miedo, el título lo dice todo. El miedo es una poderosa arma que se puede utilizar para abusar de algo, o de alguien. En este caso centran el tema en ese miedo que parece instalado en el sexo femenino. Letra bien llevada al terreno que pisan y que pretende ser otra denuncia más contra esas relaciones sociales, también, muchas veces mal entendidas o mal llevadas hacia intereses personales.

6-Hijos del mar – Aquí tenemos una canción de piratas. Sí, una historia clásica donde los piratas de esta canción viven del saqueo pero no cuento cómo acaban. Hay que llegar hasta el final y descubrirlo. El camino está lleno de matices y distintos paisajes perfectamente recreados con mucha música.

7-Finnegan´s Wake – El único tema en inglés del disco. En 1939, tras diecisiete años trabajando en un libro, James Joyce terminó de escribirlo. Lo tituló “Finnegans Wake”, ni los críticos después de ochenta años se han puesto de acuerdo qué es este libro, si una novela o qué tipo de relato es el que está contenido en él. Pues bien, aquí tenemos una canción basada en esa publicación, que es, a su vez, cover de un tema popular que ha sido versionado, también, en múltiples ocasiones. He aquí el cover de los Bastardix de la historia de este tipo. Después de escuchar muchas otras versiones, mi opinión es que la de Bastardix queda en un muy buen lugar, respetando siempre todo tipo de tradiciones.                                               Es, quizá, la canción más típica que recrea el estilo donde los podríamos catalogar, pero con cierta huella personal en cuanto a la inclusión de esos otros tipos de música en algunas partes de la composición. Si estás deprimido ponte esta canción, saltarás.

8-Zure Zain – Es la lenta, ese medio tiempo donde podemos encontrar hasta un ramalazo de pop. Esperando por alguien, siempre hay alguien que merece ser esperado, nunca perder la esperanza. El fondo del tema es amplio, aunque siempre hay un punto de partida, aquí también lo hay, la injusticia cometida hacia unos chavales que hoy en día están en la cárcel. Su pueblo les sigue esperando.

9-Todo sigue igual – Denuncia social contra ¿el racismo? ¿contra un sistema que tapa actos que impunemente se cometen contra otras personas? La clave, al final, “no hay consecuencias, todo sigue igual”.

10-La danza del oso – Una instrumental con ambiente celta, característico del estilo.

11-Ez Jakina – Un tema que habla sobre lo que ocurre en la sociedad, aprovechando el desconocimiento que la gente de a pie podamos tener de los poderes fácticos (banca, iglesia…).

12-El Rey de Bastardia – Las primeras notas introducen al oyente en un reino. Una historia real como la vida misma, los poderosos siempre ganan, a costa de lo que haga falta. La historia se cuenta recreando la atmósfera perfecta entonando en cada momento la situación por la que se atraviesa. Flipante. Es una canción para escuchar y sentirla.

13-La patata irlandesa – Cierra el disco un tema que, por supuesto te lleva de lleno a Irlanda. Una letra divertida en la que la patata es la reina y absoluta protagonista. Todos los finales de fiesta deberían ser así.

 

Conclusión

“Herederos de nadie” es una colección de momentos irlandeses cuajados por historias donde ficción y realidad se mezclan llegando a conclusiones de rabiosa actualidad. Todo ello bajo ese manto tejido por sonidos propios del país donde su música nos lleva, Irlanda.

Una obra que deja el pabellón muy alto siendo todo un reto para próximas publicaciones. Los trece temas de que consta el trabajo tienen el elemento común del enganche total, una vez que el disco está sonando es complicado dejarlo. Si la herencia que hemos recibido es la que día a día nos siguen mostrando las noticias, hay que seguir denunciándola. Una forma de hacerlo es con este tipo de canciones, que saben llegar hasta el que las escucha y algo harán. Injusticia, violencia, abuso, poder, son algunas de las lacras sociales con las que convivimos que, cuando te las cantan, el mensaje cala más. Aprender de la experiencia del pasado debería ser una asignatura que todos tendríamos que aprobar, supongo que en ello estamos.

Lo dicho, una buena obra en total cuyo listón ha quedado muy alto, pero no tanto como para perderlo de vista, deberá quedar bien a mano porque son canciones que, a pesar de algunas historias, revitalizan a quien las escucha.

Salud!!!

KIKO CASADO
Anuncios

LOS HOLLISTER – “Los Hollister” – 2018

LOS HOLLISTER en PLANETA RUIDO

LOS HOLLISTER – “Los Hollister” – 2018

Durante el año 2017 Javier Etxeberria (Skalariak, Vendetta), Montxo Etxeberría (Tijuana In Blue, Kojón Prieto y los Huajalotes) y Juanlu Etxeberría (Enemigos Intimos, Keltiar Aldea) montan éste proyecto en un momento paralelo a los que cada uno tenía. En ese proceso se les unen Juan Carlos Aizpún (Koma) y Natxo Zabala (Koma, Sakeo). La idea es la de siempre, hacer unas canciones y disfrutar con ellas. Pero acaban grabando disco y sacándolo a pasear. Se hacen llamar LOS HOLLISTER.

 

Primera escucha

Ese timbre de voz me deja tranquilo, lo conozco y sé que me va a gustar. Así es, en ésta primera escucha mi vida no pasará de largo. Mil historias reaparecen al escuchar el segundo tema, se titula “Esta noche” y lo cierto es que da para varios capítulos. Melodías fronterizas con cierto desencanto para el corazón, tintes de electrónica provenientes del teclado de Natxo salpican algunas canciones. El rock de los tarados es muy singular. Trikitixa volando por ahí, mientras esa magia está pendiente de caer en la realidad. Hay lugar también para un reggae, una canción un tanto extraña. La “Mala Vida” es ambientada con una base densa que acompaña toda la canción. Le precede un pop descarado perfectamente ambientado y acoplando una letra que llevándola a su terreno la dimensión es enorme. Los malos amores no son los que se llevan mal siempre, también los hay no correspondidos y entonces se convierte en un infierno unilateral, una historia con un poso de hard viejo a éstas alturas entra bien. Y así llegamos a la recta final del disco, donde me empapo del tema que me deja clavado en el sillón, impresionante.

 

Canciones

1-La vida pasó de largo – Abre el disco un tema tranquilo, medio tiempo con buenos matices que nos habla de esos momentos que invertimos en la vida sin vivirla, cuando ya han pasado es cuando te das cuenta de lo que ha ocurrido mientras creíamos que estábamos vivos.

2-Esta noche – La realidad de ésta canción hace que se le coja el sentido a la primera, si se conoce. Porque si no conocemos la realidad, uno se puede ir por mil mundos imaginando tiempos pretéritos de lo que pudo haber sido y no fue. Unas bonitas melodías envuelven el tema y la frase final es la que da la clave a todo, “Esta noche sueño en el desierto, misterioso como un libro abierto”. Sí, se escribió una noche bajo el cielo saharaui.

3-No vale nada – Buena mezcla de ritmos fronterizos con el de una ruptura sentimental llena de lamentos que, sin embargo, curiosamente empastan perfectamente con la música (hay que buscar la alegría).

4-El rock and roll de los tarados – Un rock and roll diferente al habitual, con algún tinte de electrónica y haciendo gala a su título, un rock alterado, algo tarado.

5-Copas vacías – Quizá uno se da cuenta de la realidad cuando pone los pies en el suelo. Las copas vacías son culpables del vuelo hacia el sueño de lo irreal. Cuando caes, llega la resaca y la magia se esfuma. Ritmo con un acompañamiento de trikitixa muy festero.

6-A miles de años luz – Un reggae extraño con electrónica cuya letra puede llegar a evocar ese pasotismo social que existe pero que a veces nos da por levantar la mano para protestar y acabamos escaldados.

7-Mala vida – Música densa y letra acorde con el título de la canción.

8-Hasta el último aliento – Al comienzo de la base de la batería se le van uniendo el resto de los instrumentos y ésta queda como referencia. Es un tema totalmente pop. Cuando uno se topa con la realidad y tiene que continuar hay que buscar siempre ese último aliento, pura supervivencia.

9-Fuerza de gravedad – Un tema que se desarrolla sobre una música hard y que cuenta esa mala sensación que se crea cuando un amor no es correspondido.

10-Se llamaba Soledad – A veces menos es más. Una guitarra y un teclado acompañan a la voz de Jabiero que suena perfecta. La canción es, para mí, una de las mejores del disco, preciosa y desgarradora historia de alguien que ni siquiera tenía nombre.

 

Conclusión

“Los Hollister” es el nombre, homónimo al grupo, que recibe el primer disco de éstos cinco figuras del rock/metal/ska. Es imposible no pararse a escuchar algo que han hecho gente de éste calibre musical. Y no nos equivocamos, tiene piezas geniales y tiene esa multiculturalidad que entre todos aportan. Es lo que hay, cuando se juntan cinco tipos cuyos gustos musicales son tan dispares, solo puede salir algo así. Tenemos muchos estilos diferentes, gran cantidad de matices y el color que adquiere cada corte es distinto. La voz de Jabiero está bien trabajada y encontramos en ella también los registros precisos para cada instante. Diez canciones, no hacen falta más, que nos llevan por un mundo de realidades en el que las fantasías sobrevuelan por momentos y donde se vuelve a mostrar la genialidad de unas letras elaboradas haciéndolas encajar en unas melodías acordes con cada una de las atmósferas en que son adentradas. Tenemos momentos de batería magistrales y Natxo con el teclado adopta distintos sonidos, todos ellos muy propicios a cada uno de los cortes.

En definitiva, un buen primer trabajo que esperamos saquen de paseo y guste, que le den una buena vuelta por un montón de escenarios y, por supuesto, que sigan con esas creaciones.

Salud!!!

 

KIKO CASADO