LA RUEDA DEL ROCK

La gente no sabe bien qué es ésto del rock cuando se vive desde ésta orilla… el rock se puede disfrutar desde muchos aspectos, hay muchas vertientes desde donde acercarse al rock… se puede montar una banda, podemos ser seguidores acérrimos de uno o varios grupos, puedes estar en la organización de eventos porque trabajes en alguna empresa que se dedique a ello, puedes tener también cualquier profesión relacionada con ésta mundillo… en fin, que alrededor del rock hay muchas posibilidades para sentirlo cerca… quizá una de las que más conozco, y en consecuencia de la que puedo hablar, es la de ejercer de locutor de un programa de rock cuyos contenidos nos los apañamos cada semana nosotros mismos. ¿Y cómo se hace eso? fácil (y costoso a la vez), prestando un poco de atención a la actualidad del rock y, por supuesto, leyendo, viendo, indagando o moviéndote por el ambiente. Lugares donde siempre nos solemos encontrar los mismos, todo hay que decirlo…

El rock, desde ésta orilla, es bonito, es inquietante, es lucrativo, es lujurioso, imperativo, clarividente, digno, serio, duro, loco, sincero… son tantas cosas a la vez que es complicado definirlo… y debo confesar que estoy enganchado a él… porque si no, no se entiende que sigamos por aquí con la que nos está cayendo encima…

Decía que la gente no tiene ni idea de lo que es el rock desde ésta orilla, la del tipo que se dedica a él como hobby absoluto pero queriendo llegar a la perfección, buscando lo distinto, arrinconando lo común y desechando lo que solo sirve para rellenar el espacio… no, en ésta orilla la situación no es fácil, no es “guay” todo el tiempo, no es un camino de rosas ni de aromas que relajan tu mente y te llevan al nirvana de la felicidad… qué va! Aquí en nuestra orilla las cosas se hacen porque nos gusta, porque sentimos que así deben ser, porque otros puntos de vista existen y porque realmente creemos que hay poco rock and roll… En nuestra orilla se está muy a gusto y siempre nos buscamos cualquier pretexto para seguir formando parte del tinglao. Sin embargo también hay momentos en que tiraríamos la toalla y nos largaríamos hasta de éste río del rock and roll. Como en la vida misma, te encuentras mayormente cosas buenas, pero también otras que no lo son tanto, más bien todo lo contrario. Y eso, cuando todo el trabajo que se hace es por la única razón de que ésta rueda siga girando, jode, jode mucho y son los momentos en que uno se lo piensa, llama a su novia, le come la cabeza a su amigo Patxi, habla con las sombras y acaba poniendo un rock and roll para ahuyentar todos esos rollos que sólo nos calientan la cabeza… y es que algunos no entendieron bien que la rueda donde se instalaron hace años gira a causa de mucha gente, personas que a corazón salvaje pocos les ganan…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s