LA CARA DE TU VERDAD

No es verdad todo aquello que nos cuentan, tampoco es verdad todo lo que vemos… porque eso mismo también puede estar contaminado… se puede, os lo juro!!!

Fueron unas cuantas veces las que no me creí algunas historias y fueron algunas las que miré hacia otro lado… supe casi desde el principio que aquella verdad a medias no era, si quiera, eso, una verdad… porque las cosas que se dicen sin decir y mirando para otro lado nunca son ciertas. No quise rendirme y tiré hacia adelante buscando una razón…

Rock, pensamientos impuros, una hoja blanca y un boli que no pinta, un recuerdo marchito, una llave oxidada, un ojo de cristal, una ciudad perdida, una cima infinita y al final, siempre, ese enfrentamiento a la vida en forma de texto mensual… Mira que me gustaba leer tus idas de olla y mira que aquellas parrafadas barriobajeras me encantaban… pero eran solo pura fachada para seguir en la línea de tu Rock, el tuyo y el de nadie más… la cuestión no era empujar a costa de cualquier cosa, si no hacer que la rueda siguiera girando mientras el resto del mundo podía respirar igual… pero no, el vil metal marcaba la pupila de tus ojos demasiadas veces ya… el amor al arte todos sabemos que tiene mucho de utopía, pero también tiene algo de realidad, algo, aunque sea un poquito, lo justo para seguir creciendo en el Rock y seguir vendiendo esa idea del encanto que desprende eso del Rock And Roll.

Como humanos que somos todos nos equivocamos, pero también tenemos la opción de rectificar y tú no lo hiciste. Y ahí es donde se te vio el plumero… Tu caída empezó en ese preciso instante, cuesta abajo y acelerando… no te paraste ni para descansar de ese agotador camino hacia tu perdición…

Primero dejaste de escuchar a tus amigos, después ignoraste a las demás personas que tenías a tu alrededor y al final te viste rodeado de nadie, porque ya todos te dieron la espalda… las puertas se fueron cerrando y las oportunidades cada vez eran menos… lo que siempre tuviste por seguro se tambaleó y dejó de serlo hasta que también desapareció… y un día despertaste y te encontraste sólo, absolutamente solo, sin nadie que te siguiera y lo que es peor aún, sin nadie a quien seguir. Un camino desierto que no conocías y en el que te sentiste perdido… y desapareciste, nadie supo nunca más de ti, nadie volvió a leerte con esa inquietud de antaño, nadie volvió a cruzarse contigo y nadie hizo tampoco nada porque todos habían sido desplazados, rechazados, olvidados, ignorados o simplemente ninguneados por ti, y no movieron un dedo por saber qué era lo que te ocurrió realmente… yo lo sé, sé porqué fue así tu caída tan caótica y tan brutal, sé de tus momentos oscuros y sé de tus historias trasnochadas con las que nunca escuchaste a los que todavía te seguían… y esa fue tu condena…

Ahora eres un olvidado, uno más, un cualquiera, un tipo sin futuro y con un pasado que ya nadie recuerda… y en tu presente solo hay oscuridad, nunca quisiste nada que no fuera a alimentar tu saca, y ese es el precio que ya por siempre pagarás…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s