EL VAIVÉN DEL ROCK AND ROLL

Últimamente me he fijado un poco en la perspectiva que toman las cosas depende de donde se miren o desde donde uno lo esté viviendo… por ejemplo en un concierto, tenemos un público y un grupo sobre el escenario. El público tiene un punto de mira, y el grupo muchos. En éste caso podríamos decir que, además, es un toma y daca, unos ofrecen un espectáculo y otros lo observan y disfrutan de él. Hay fotos muy curiosas que revelan el circo que se puede contemplar desde encima de cualquier escenario.

En el tema de los bares con música, en mi ciudad se está poniendo complicado depende de zonas, hay bares que llevan años programando sus conciertos y de pronto llegan un día los municipales o los forales y les dicen que se enfrentan a una multa muy alta si no dejan de hacerlo, y lo tienen que dejar, se relaja la historia durante un tiempo y vuelta a empezar… así conozco a más de dos locales que llevan con el rollo éste de tener que estar al loro con los que “mandan” u obligan, más bien… A ver, seguramente hay una ley que ampara esto que se está prohibiendo, vale, pero vamos a ser coherentes con la historia ya que no molestan a nadie porque no se hacen a altas horas ni mucho menos, ese detalle lo tienen en cuenta siempre los dueños de los locales porque lo que menos quieren es un lío con algún vecino.

Y es que el rock and roll tiene esas idas y venidas, esas riadas predecibles a veces, o tsunamis que se lo llevan todo y ni te enteras cuándo ha pasado… me gustaba mucho leer cierto blog de un tipo que proponía unos temas realmente interesantes, la mayoría, seamos sinceros, había alguno que no, pero la mayoría sí, y me gustaba hasta dar mi opinión. No tengo ni idea si alguien más leía dicho blog, a juzgar por algunos comentarios de otros tipos que aparecían, pienso que sí se leía, pero nunca se saben estas cosas… el caso es que un día llegó ese tsunami y se lo zumbó… Se quedó, por supuesto, en ese mar que es internet, el rastro de todo lo que fue. Una pena, para mí que aquello tendría que haber tenido más futuro…

También están esos tipos que te dan un empujón y ni te miran dependiendo de quién esté cerca… en otras ocasiones hasta te darían un abrazo. Nunca he podido entender esto, si uno cae bien me imagino que tendrá que ser en cualquier circunstancia, y si cae mal lo mismo, pero lo de ver si llueve o hace sol para sonreír o ignorar… eso está muy mal, chicos… no lo hagáis!!!

Éstas cositas ocurren en el rock and roll. Desde luego que hay amistades muy fuertes y de años, pero también hay mucho postureo al respecto, tema que ya traté hace unas cuantas semanas, y que me viene al pelo porque en ese campo de las “amistades” forjadas en el rock hay éstos comportamientos de “vaivén”, desgraciadamente, con bastante frecuencia. Tipos que un día son más majos que el copón, otro día te los cruzas y alguno saluda pero los hay también que ni te miran. Ellos se lo pierden, nuestro zarandeo en el rock es sincero y va de frente, si nos caemos somos capaces de estar en el suelo el tiempo que sea con dignidad pero al final nos levantamos un día u otro, y siempre con la sonrisa que corresponde a cada situación, con el respeto que le debemos a todas las personas y con las opciones que todo desconocido merece, que así hemos forjado buenas migas con gente que va y que viene, pero que siempre que se cruzan te regalan una sonrisa, un minuto de conversación, o un guiño para que sepas que en esa tempestad de la vida siempre hay un islote donde arribar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s